Salud, Bandera De Mi Patria Amada

por: Jesús Romero Flores

Salud, bandera de mi Patria amada,

De arco iris de paz jirón preciado,

Permite que nuestra alma entusiasmada,

Que conoce tu historia inmaculada,

Te venga a venerar, lienzo sagrado.


Antes bajo tus pliegus se ampararon

De heroicas libertades los guerreros.

Y con su noble sangre te empaparon

Y besos y caricas te mandaron

En sus instantes de existir postreros.


En Iguala tú fuiste la nobleza

Del insurgente que te izó en su mano,

Y en Veracruz tú fuiste la entereza,

Tú fuiste la República, que empieza

Donde acaba la vida del tirano.


Chapultepec te contempló, que erguida

Tenías la Natura por santuario.

Acribillada pero no abatida

Mientras los niños alentaron vida;

Después, tú les serviste de sudario.

Ahí fuiste heroísmo sin segundo,

Fuiste magno estoicismo ante la muerte…

¡Ni plegarias ni acento gemebundo!

¡Tú fuiste entonces a la faz del mundo

La protesta del débil contra el fuerte!

En Puebla y al fulgor del ardiente mayo,

Que te baño de inmensos resplandores,

Miraste a Zaragoza sin desmayo

Airado fulminar su ardiente rayo

Sobre todos los viles invasores.


Al referir las glorias soberanas

Se siente palpitar de gozo el pecho,

Epicas luchas con que el alma ufanas,

Y presenciaste cómo, en las Campanas,

Murió un monarca, mas vivió el Derecho.


Terminaro las luchas fratricidas;

De la paz y la unión al casto beso,

Con nuestras manos firmente unidas

Llegamos a las playas bendecidas

Donde mora el trabajo y el progreso.


Nuestra alma ardiente, que a lo noble vuela,

Y de los tríunfos cantará el preludio;

No en la indolencia nuestro ser se riela,

Niños, niños, marchemos a la escuela

Conquistando el saber con el estudio.


¡Lábaro libre de la Patria amada,

Que has sido de los mártires ejemply,

Permite a la niñez entusiasmada

Que conoce tu historia inmaculada,

Que entre de hinojos de la Patria al templo!